Pequeñas cocinas distribuidas en “L”, con barra de desayunos

Que sea pequeña no significa que no pueda ser una gran cocina, cuidando cada rincón con el más mínimo detalle…

A una cocina distribuida en L puedes sacarle el máximo partido colocando muebles con más fondo; si lo habitual son 60 cm opta por muebles de 75 cm de fondo, ganarás espacio de almacenaje. Si crees que esta opción reducirá el espacio de paso ¿ por qué no amplias tus muebles a lo alto? Es decir, si la altura estándar de la encimera debe estar a unos 90 cm del suelo colócala a 95 cm, otra forma de hacerte con más sitio para todos los cacharros.

Antes algunos rincones quedaban inutilizados, pero hoy en día existen en el mercado multitud de cestas estraíbles, bandejas giratorias…para esos lugares difíciles que no tenían mucho uso.

Si aún queda espacio disponible una buena manera de aprovecharlo es ampliando la encimera a modo de barra de desayunos abierta, no recargando la cocina, y permitiendo sentarte cómodamente a ambos lados. Ten en cuenta que la barra no debe quedar desproporcionada con el resto de la encimera tanto en altura como en material y color.

Fotos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *