Todo lo que debes saber antes de comprar un lavavajillas

Te presentamos la guía que ofrece la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) para usar un lavavajillas. Muchas veces nos dejamos seducir por lo baratos que son o por características que no sabemos ni para qué sirven. Por eso antes de decidirte por una marca o precio debes valorar los siguientes puntos:

  1. Escoge la etiqueta energética A+++

Tienen un consumo reducido de electricidad. Para ahorrar agua, procura utilizar el lavavajillas sólo a plena carga.

Elige el programa adecuado a la suciedad de la vajilla. Usar un programa largo para una vajilla poco sucia significa un despilfarro de energía y agua. Hay fabricantes que incluyen en sus electrodomésticos opciones que se ajustan automáticamente los consumos en el programa normal.

  1. Protección antidesbordamiento: indispensable

Los últimos modelos de lavavajillas son aparatos muy bien equipados, con muchos programas y opciones de funcionamiento. Pero no todas las funciones son útiles, nuestro consejo es que valore la presencia de sistemas “aquastop”, anti-desbordamientos y contra las fugas de agua.

La mayoría de los lavavajillas llevan tuberías dobles, en caso de fuga en la tubería interior, el goteo queda retenido por la exterior.  Algunos modelos más sofisticados disponen de un flotador que pone en marcha la bomba de desagüe (si el agua de la cubeta supera cierto nivel). En los lavavajillas más completos, la válvula recibe la orden de cortar la entrada de agua.

  1. El lavavajillas se toma su tiempo

La duración del lavado es otra cuestión que debe tenerse en cuenta a la hora de elegir un lavavajillas. En la mayoría de los casos, la duración del programa “normal” ronda las 2 horas y si elegimos el “ECO” puede prolongarse aún más. Hay programas rápidos que eliminan toda la suciedad de los platos y dejan la vajilla reluciente. Fíjate en lo que indican las instrucciones del lavavajillas en ese sentido.

  1. Cuida el lavavajillas y mejorará su eficacia
  • Coloca con cuidado la vajilla en el lavavajillas. Procura separar bien los platos, pon las zonas cóncavas de los cacharros hacia abajo (así no se acumula agua). Comprueba que las aspas giran sin tropiezos. Aprovecha la tercera bandeja para colocar tazas de café en el centro.
  • Revisa los niveles de abrillantador y sal del lavavajillas, y rellena los depósitos cuando sea necesario.
  • En todos los modelos se puede regular el descalcificador según la dureza del agua. Si vives en una zona de aguas duras, prográmalo para que se regenere con mayor frecuencia. Consumirá más sal, pero mejorará la limpieza y alargará la vida del lavavajillas.
  • Mantén los filtros del lavavajillas siempre limpios. Procura al menos eliminar los restos más gordos después de cada lavado. La acumulación de suciedad en ellos genera problemas de lavado y gasto superfluo de energía. Un par de veces al año, también es conveniente desatornillar las aspas para limpiar las ranuras (¡es más fácil de lo que parece!).
  • Una vez terminado el programa de lavado, deja la puerta del lavavajillas cerrada al menos media hora. Si se abre rápido, los platos se enfrían rápidamente y se produce la condensación del vapor. Sin embargo, en el lavavajillas cerrado, el calor contribuirá a que se evaporen los restos de humedad.
  1. Fíjate en las cestas
  • Estudia también el diseño de las cestas del lavavajillas. El fondo no debe ser demasiado abierto, para que no se cuelen las piezas pequeñas o los mangos de los cacharros. Los soportes para los platos deben ser capaces de sostenerlos bien separados, con espacio para que circule el agua.
  • Un cestillo portacubiertos con divisiones o, mejor aún, una bandeja independiente para cubiertos mejorarán la limpieza de los cubiertos si los colocas bien espaciados.
  • Es práctico que la cesta superior del lavavajillas se pueda regular en altura. Mejor si es mediante un sistema de clips, ya que los que llevan unas ruedecitas obligan a sacar la cesta para realizar el ajuste.


Esperamos que te resulten útiles estos consejos proporcionados por la OCU que nosotros te contamos. Si tienes alguna duda escríbenos un comentario, te ayudaremos en lo que podamos.

Vía: OCU

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *